Entre tanto boato y fanfarria, a veces nos olvidamos de lo básico: el Amor es estar bien con tu compinche, desde el silencio, tranquilamente. Crecer y andar cada uno a lo suyo, pero de la mano, acompañados y apoyados desde la serenidad.

Ésta es la historia de Marta y Manuel, acaso la pareja más serena que he tenido el placer de narrar en toda mi carrera. Su Amor es tan suave, tan sencillo, que me obligaron a revisar mi propia forma de amar y estar con mi propia compinche…

Y aquí andamos, narrando Vida.

Disfrutad.

SHARE
COMMENTS

[…] y Manuel me contrataron ambas pelis, la corta y la larga (que puedes ver aquí) y eso me da siempre un plus de libertad para hacer diabluras con mis videos cortos. Me fascina. Y […]

Deja un comentario