Errar (reiteradamente) es de humanos[ Boda en Monasterio de Sant Cugat del Vallés, Barcelona. ]

[ Celebración en Masía Mas Bonvilar, Terrassa ]

Conocí a Yvonne y Arturo hace ya una eternidad, en la boda maña de Sandra e Iñaki. Hicimos el idiota en el Photocall y os juro que pensé “estos dos se lían esta noche, ya verás…”. Poco más tarde supe que llevaban media vida juntos. Ejem. Y pensé “menos mal que nadie oye tus estupideces mentales, Masyebra”.

“Te llamaremos para la nuestra”, soltaron. Permitidme que ponga en tela de juicio una aseveración realizada a las 3:37 am, después de -calculo- siete copas por cabeza y un Photocall mo-vi-di-to. Y mira por donde, dos años después me llamaron para su boda. ¡Ooops! Segunda cagada. Pero era un error delicioso. Yo estaba encantado. Y feliz. Y la boda era en mi querida y apreciada Cataluña. “Jamás vuelvas a proyectar una opinión sobre estos dos, Masyebra”, pensé de nuevo en silencio.

Cuando llegué a casa de Yvonne, se me presentó con un traje rojo chillón de esos que quitan el hipo. Casi muero. “¡Vaya con la novia, qué huevos tiene!”, pensé. Entended que esta tercera (y última) equivocación no fue del todo culpa mía: “No pongas esa cara, que no soy Yvonne, ¡soy Irene, su hermana gemela!” Errar (reiteradamente) es de humanos. Y de ignorantes, supongo.

Yvonne y Arturo son, simplemente, gente maravillosa. Guapos a rabiar, con esa mezcla internacional en la cual uno no sabe si son de Boston o del bar de la esquina, de lo universalmente guapos que te quedan, oiga, mire usted qué bien. Pero tanta guapura se queda un poco en pañales cuando uno viaja a su interior, roza con los suyos, con la especialísima relación que tienen las hermanas de ella, la enorme y arropadora familia de él y la madre que los parió. A todos ellos. Gente sana a rabiar, divertida a rabiar, emocionante a rabiar y linda a rabiar. Gente feliz. Brillan tanto por dentro que, en comparación, por fuera simplemente mueven (muy) bien la ropa. Y un servidor, después de tanta equivocación silenciosa, se dedicó en cuerpo y alma a observar humildemente esta cosa que llamaron la boda de Arturo e Yvonne.

Ya acabo, ya… He aprendido a querer tanto a estos dos personajes, que quiero regalarles una de las canciones que más buen rollo me han transmitido en toda mi vida . Esta canción sois vosotros, chicos. El corazón se me ilumina a vuestro lado. Que dios bendiga vuestra unión. Y a los vuestros.

Disfrutad.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

  • Tere Freiría said:

    Luis tienes algo muy especial en tus reportajes, que no sé exactamente que es pero que te hace diferente de la mayoría..., eres divertido en el planteamiento, original y personal, se nota que rebosas pasión y sobre todo tienes una gran sensibilidad para recoger sentimientos... Es la primera vez que me pasa, que en cuanto he visto las dos fotos de la madre viendo la proyección, se me han saltado las lágrimas..., que caña para el alma!!!.
    El photocall simplemente genial...!!. Enhorabuena amigo Luis!!!

    • Caramba, Teresa: muchas gracias por tanto piropazo. Y coincido contigo: las dos fotos de la madre son quizás el cenit de la historia. O así lo veo yo... Besotes!!

  • xana said:

    Tere Feiría habla por mi.
    Sencillamente genial.

    • Luis Masyebra said:

      Xana, esta boda me llegó dentro, la verdad. Muy dentro. :))

  • Rodolfo Parra said:

    IM-PRE-SÍ-O-NAN-TE LUIS !!!!! Cada reportaje me sorprende más y los novios que se dejar querer ,y por la luz y la calidad ,entrega creo que estas alcanzando la meta que querias ENHORABUENA A LOS NOVIOS Y A TI LUIS

    • Luis Masyebra said:

      Rody, champion!! Gracias compi. Luego te llamo y vemos el repaso a esas fotillas que tenemos pendiente, ¿te parece? Gigante abrazo.

  • Miguel said:

    Sí, señor, Masyebra. Hasta para mí, que tengo la sensibilidad del silex, es un peassso reportaje. Un abrazo

    • Masyebra said:

      Has de saber, querido MAJ, que acabas de cumplir uno de mis sueños más secretos: que su persona se haga verbo en estas páginas. Si tú lo dices, es que lo he conseguido de veras. ;D Te quiero mogollón, tú.

  • Luis, eres MUY GRANDE! No tenemos palabras para expresar lo emocionados que estamos con las fotos. Ya nos esperábamos las fotos de nuestra vida, pero has sobrepasado todas nuestras expectativas. Sólo nos queda darte las GRACIAS una y otra vez, de todo corazón! El día, los ratos que pasamos -nosotros y TODOS los nuestros- contigo, y el resultado final hablan por sí solos. No hubiera sido igual sin ti, cosa que ya sabíamos desde ese mítico photo-call del 2010 ;) GRACIAS!!!

    • Masyebra said:

      ¡Aaaah, mi bella Yvonne! No te olvides que yo soy un simple espejito con memoria. No sé qué parte me corresponde a mí, pero sí sé lo obvio: que lo que ves en mis fotos es a VOSOTROS. Y bien bellos que se os ve. ¡Muac! P.D. Espero que estas fotos sirvan para recordarnos mutuamente que nos debemos una... :P

  • MANUEL MANJAVACAS said:

    Miguel GRACIAS por haber grabado de manera magistral ese dia "magico e imborrable" en nuestras vidas .GRACIAS.!!

    • Masyebra said:

      Hola Manuel: Si te refieres a "Luis" (o sea, yo), me alegro de ver que no soy el único despistado con los nombres en este país. ¡GRACIAS POR TUS PALABRAS! Y si te refieres a Miguel de verdad, en cuanto le conozca y le vea, le transmitiré tu mensaje...
      Enorme abrazo, Manuel, y disculpa mi pequeña broma. ;D

  • MANUEL MANJAVACAS said:

    Hola Luis. Te has dado cuenta tu tamaabien.?? No se donde he leido Errar ( reitereradamente ) humano es. Ja.ja.ja. No te acepto las disculpas.porque simplemente no se mercen. Un fortisimo abrazo y GRACIAS.de nuevo Luis.

    • Masyebra said:

      hehehe.... un fuerte abrazo par ti también, Manuel. De nada: el placer fue todo mío. O casi. Creo.

  • Michel Faleni said:

    Luis, no tengo el placer de conocerte personalmente pero creo que es una de las historias mas simpaticas que he leido en mi vida, me caes bien!!!! Yvoncita y Arturo les queremos un mundo y les deseamos desde lejos lo mejor del mundo, un millon y mas de bendiciones!!! Y mil disculpas mas por no haber podido ir a compartir con ustedes este momento tan especial. Les esperamos por Miami con los brazos abiertos...

    • Masyebra said:

      Pues no lo digas muy alto, Michel: soy un tío peligrosísimo para las personas que viven en Miami a las que les caigo simpático... ;D
      Ojalá el destino nos una en algún rinconcito de tu bello país, al que quiero muchísimo. Encantado de conocerle, Señor Faleni.

  • Michel Faleni said:

    El de Senor queda muy grande!!! con esta historia eres familia... Un abrazo

    • Masyebra said:

      Touché... ¡hermano!

  • Hola Luis, quisiera darte las gracias de todo corazón por haber plasmado, de una forma tan espectacular y para nuestro recuerdo, este día tan especial, por supuesto para Yvonne y Arturo y para su familia y amigos. Doy las gracias a Dios por haber podido asistir y estar al lado de mi sobrina en un día que nunca olvidaran. De nuevo gracias y que Dios bendiga a esa parejita tan, pero tan querida. María Fernández

    • Masyebra said:

      Gracias a ti por tus bellas palabras, María. En verdad esta pareja es muy, muy especial. Te mando un cariñoso abrazo.

  • Hola Luis, gracias por acompañarnos en ese día tan especial para todos y de paso habernos sacado unas fotos tan bonitas...no sabía lo guapo que era hasta verme en tus fotos!!! Un abrazo.

    • Masyebra said:

      ¡Ay, Alejandro, qué poco nos queremos, ¿verdad?! Me alegro de haberte hecho ver tu propia "guapura". ¡Enorme abrazo!

  • Hola Luis, no tengo palabras para describir tus fotos: simplemente IMPRESIONANTES. Los sentimientos son algo realmente difícil de reflejar y tú lo haces de una forma inexplicable....GRACIAS!!

    • Masyebra said:

      Muchas gracias, Mercedes. De todo corazón. Te aseguro que con gente como vosotros es todo mucho más fácil. Y con comentarios como el tuyo, a uno se le llena el alma. Mil besos.

Deja un comentario