Gente de Amor. Gente bendita.[ Boda en la Parroquia Virgen de la Fuensanta. Madrid. ]

MasyebrayCruz.com :: Boda en la Parroquia Virgen de la Fuensanta. Convite en El Jardín del Mesonero. Las Rozas, Madrid.

[ Boda en la Parroquia Virgen de la Fuensanta. Convite en El Jardín del Mesonero. Las Rozas, Madrid. ]

La primera vez que vi a Paloma y Mateo fue en la boda de Raquel (la hermana de Paloma) e Iván, con mi esposa Ana Cruz disparando fotos y yo al vídeo haciendo tomas para nuestros talleres de formación. Relatado en plan cuenta-cuentos sería algo así como “andábame yo filmando cosas cuando endereprente ¡zas! – me encontré con una familia feliz…”

Sí, felices. Y locos. Y muy católicos. Y muy unidos. Y muy de verdad. Entiendo que pueda haber gente a la que le dé un pelín de repelús los cuentos de hadas de verdad, pero a mí me conquistaron a lo bestia. Mi madre siempre dice que la gente no se improvisa, y vive Dios que éste es el caso. Tampoco andaba coja la familia de Mateo, que se vino arriba con unas Jotas aragonesas cantadas y bailadas al calor del amor del momento. O el grupo de jóvenes de la parroquia que se volcó en la boda a pleno coro y orquesta, como pasa siempre que se casa alguien de la tribu. Y la ocasión demandaba hasta ¡cuatro Padres! – ahí lo dejo… Creo a pies juntillas que cuando Cristo hablaba de Amor, se refería e-xac-ta-men-te a esto. A todo esto. A todos ellos.

Y me sentí familia. “Pasa, entra” te dicen todos con la mirada y el corazón. Sencillo, natural, respetuoso, silencioso y directo a la boca del estómago.

Vivir en el Amor es algo que hemos olvidado hacer. Y verlo desde dentro, en primera fila, de forma tan explícita es un viaje que te provoca un silencioso respeto y un enorme asombro, de los que te hacen llorar durante la ceremonia. “¿Estás bien?” – me pregunta Raquel, la hermana. “Más o menos”, respondí con la lengua de esparto y el corazón sobrepasado. La respuesta correcta habría sido: “Todo bien, pero deberíais poner un aviso que dijera algo así como ‘Nuestro amor crea adicción.’ Lo hicieron. Gente de Amor. Gente bendita.

Disfrutad.

P.D. Y entre tanta algarabía, Paloma y Mateo se susurran al oído. Escucha, escucha…

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 

  • Myriam said:

    Brutal Masyebra. Y ahora que he aprendido lo que hay detrás de la cámara valoro aun más un trabajo como este. Logras captar las emociones, creo que es un acierto contar contigo para un día tan especial :)

    • Masyebra said:

      ¡Hola Myriam! Gracias por tus palabras. :) En verdad fue una boda muy, muy, muy especial para mí. Besote!!

  • Javier said:

    Enhorabuena!!! se nota cuando la gente se quiere de verdad y lo transmite sin miedos, pudores ni vergüenzas de ningún modo (como debe ser). Un reportaje a la altura de los que nos tienes acostumbrados, así da gusto... Un abrazo enorme!

    • Masyebra said:

      Javi, campeón, ¡un placer verte por aquí! Anda que la tuya tampoco fue manca... ;)

  • Beto Perez said:

    Ésta publicación debería servir para usarla en los cursos, como muestra que no importa el lugar ni las horas que vas a pasar en una boda, lo que importa es nuestro par de... para afrontar con la ilusión que tienen los novios, así como se entregan ellos en matrimonio, así veo tu boda..te entregas en cuerpo y alma.

    • Masyebra said:

      ¡Gracias Beto! Lo que dices es literal. ;)

Deja un comentario