Malo malote[ Boda en Toledo. Finca La Quinta de Illescas. ]

Masyebra y Cruz :: Fotografía de bodas :: Boda en Toledo. Finca La Quinta de Illescas.

 

Como no íbamos a hacer preboda, decidimos ver el lugar de la ceremonia por aquello de charlar, vernos, conocernos, planificar fotos y tal. Es un poco el mismo ritual que los españoles practicamos con las citas a ciegas que nunca lo son, porque para cuando en España te citas “a ciegas” con la chica ya tienes todo tipo de opiniones, informes, marchamos de calidad y olfateos varios del entorno sobre el sujeto (o sujeta) en cuestión. País…

Yo era el sujeto en cuestión. Y ellos, of course, porque soy un contador de historias y eso implica olfatear siempre, sin descanso, sin mesura.

Y olfateé que para ser dos fachadas las que me llevaban, ambas eran bastante malas, flojuchas, tirando a transparentes: Fran y su calva tienen pose de malo malote, pero se le escapa la sonrisa por la comisura de los labios y el corazón por la comisura del sobaco, de lo grande que lo tiene. De su pasada por el mundo de los DJ ha mantenido la sabia actitud de reírse de sí mismo, cosa que no solo es cojonuda, sino que da vida. Así que el careto y la mirada de bad boy se quedan en el grosor de una papelina, ya sabes tú, oye, pásalo que compartir es vivir.

Y mi tocaya Luisa no anda muy lejos, aunque el disfraz es diferente: la niña buena, hija super-chupi-guay y tal, mirada de algodón un tanto perdida como si con ella no fuera la cosa, es en realidad una amazona del trece a la que no se le escapa ni una mosca a kilómetros de distancia. Me veo la escena de Luisa regañando al “malote” de Fran tras cualquiera de sus mil travesuras – y él salta, se la come a besos, ella se descojona, pierde fuerza, olvida el pollo, abrumada por los arrumacos… hasta que él la toca el culo por sorpresa para doblar la apuesta.

Y así fue que todos nos descojonamos en su boda, donde vi muuuuuchas más risas y sonrisas de lo normal, desparpajo, felicidad, vida, instantes… en fin, lo mío. Lo que me mola. Gente feliz. Gente genial estos dos pájaros que me presentaron mis queridísimos Javier y Raquel, que siguen parapetados en mi corazón, los muy jodíos. Y yo que se lo agradezco.

Y ahora, un poquito de blues canalla de la mano del Doctor House para engrasar la velada, por favor. ¡Haleluya, yo la amo tanto!

Disfrutad.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

  • xana said:

    Señores, estamos de enhorabuena. El jefe ha vuelto.

    • Masyebra said:

      ¡JAJAJAJA! Gracias por estar ahí, Xana

Deja un comentario